Se trata de Bastian Romero. El equipo platense lo tendrá en sus filas. Nuevamente un jugador de Talleres estará en un equipo de primera división.

El niño se probó en Citi Bell y allí los captadores de talento lo ficharon para el “pincharrata”.

Rodrigo Romero su papá es jugador del “aurinegro” y acompaña a su hijo que estará en la categoría 2013.

La importancia de que el semillero de jugadores de San Antonio Oeste continúe dando nuevos futbolistas desde las categorías menores.