Una de cal y una de arena en el fin de semana de Súper TC 2000 para el sanantoniense Urcera, que terminó el Grand Slam de la cuarta fecha en la cola de la clasificación, sin sumar puntos y perdiendo terreno en un campeonato que supo dominar en el arranque del año.

En el Juan Manuel Fangio de Rosario estaba la chance cierta de sumar por duplicado, algo que al C4 del rionegrino no le salió nada bien.

Ayer, en la segunda salida a pista, el 51 quedó muy relegado en la clasificación y partiendo desde el lugar 25 de la recta principal poco pudo hacer para avanzar.

Al poco ritmo que mostró el Citroën desde las primeras vueltas se sumó el problema de caja. Trabadas las marchas, el auto del piloto local ingresó a boxes y el trabajo de los mecánicos demoró lo suficiente como para dejarlo sin chances.

Cuatro vueltas perdió en relación con Agustín Canapino con el Chevrolet Cruze y sin chances de sumar algo para el campeonato, fue a parar al 10º puesto en la sumatoria.

Después de lo que fue la espectacular victoria en el inicio del 2017 en Buenos Aires, donde desembarcó el equipo Citroën nuevamente en la categoría, el rendimiento no volvió a ser el mismo.