Lo Selección Argentina logró coronarse campeón del mundo en la final del Mundial de Qatar 2022 ante Francia, en la tanda de penales. El elenco dirigido por Lionel Scaloni, de la mano de Messi, logró volver a los más alto luego de 36 años.

El seleccionado de fútbol de Argentina conquistó el domingo el tercer título de su historia y volvió a alzar la Copa del Mundo luego de 36 años al vencer 4-2 en los penales a Francia en una vibrante final que terminó igualada 3-3 en 120 minutos.

En la tanda, para Argentina marcaron Lionel Messi, Paulo Dybala, Leandro Paredes y Gonzalo Montiel, mientras que para Francia anotaron Kylian Mbappé y Randal Kolo Muani.

El arquero Emiliano Martínez tapó el remate de Kingsley Coman, en tanto que Aurelien Tchouameni desvió su disparo.

Argentina ganó el título como en 1978 y 1986 ante un equipo francés que fue anulado en la mayor parte del encuentro por el juego y la intensidad del conjunto dirigido por Lionel Scaloni.

Luego de ganar en 2021 la Copa América como visitante ante Brasil y en 2022 la Finalíssima frente a Italia, el seleccionado generó entusiasmo en el pueblo argentino como nunca en las anteriores ediciones de la competencia.

El desarrollo de la final en Qatar con un equipo argentino hizo creer que Lionel Messi por fin alzaría sin sufrimiento el trofeo en su quinto y último Mundial, y mucho más cuando llegaron los goles de la “Pulga” y Ángel Di María.

Pero Francia reaccionó cerca del final y llevó el encuentro a la prórroga con un doblete de Kylian Mbappé, luego de 80 minutos sin remates a la portería rival.

En el tiempo suplementario, Messi anotó el doblete que hizo justicia en el resultado para el equipo que más méritos hizo en los 120 minutos, pero Mbappé volvió a empatar para llevar el encuentro a los penales.

En el partido jugado en el estadio de Lusail ante 88.000 aficionados con amplia mayoría de argentinos, Argentina sorprendió desde el inicio con el control de la pelota y mucha ambición.

Resumen del partido: tensión en todo momento

Francia encontró problemas para armar juego y encontrar a su máxima estrella Mbappé, controlado con una marca escalonada entre el defensor Nahuel Molina y el mediocampista Rodrigo De Paul.

La superioridad de Argentina se vio reflejada en las aproximaciones a la portería rival con remates de Alexis Mac Allister y Ángel Di María.

El primer gol llegó a los 23 minutos a través de un penal ejecutado por Lionel Messi a la izquierda del meta Hugo Lloris, luego de una infracción de Ousmane Dembélé sobre Di María.

Argentina no cedió el control después de la apertura del marcador, siguió siendo dueño de la pelota con Messi como líder de cada avance en ataque, y como consecuencia encontró el segundo gol.

Mac Allister recibió el balón de Julián Álvarez y asistió para el gol de Di María al minuto 36, con una definición precisa ante la salida de Lloris.

El entrenador Didier Deschamps buscó reacción sacando a los 41 a Dembélé y Olivier Giroud para sumar a Randal Kolo Muani y Marcus Thuram, y parar a Mbappé por el centro del ataque.

Argentina mantuvo la superioridad en la segunda etapa, pero no pudo aprovechar las oportunidades para ampliar la diferencia y en los últimos minutos pagó por su falta de puntería.

Francia, que no había tenido remates a la portería, descontó a los 80 a través de un penal que convirtió Mbappé, tras una falta de Nicolás Otamendi sobre Muani. (Telam)