El Natatorio Municipal ubicado en San Antonio Oeste esta cerrado en función de las restricciones por la pandemia COVID19.

Para hacer productivos estos días, los profesores y personal de mantenimiento del lugar, pusieron manos a la obra y comenzaron por vaciar la pileta para luego pintarla.

“Esta iniciativa surgió del propio equipo de trabajo, y se la presentamos al intendente Casadei. La municipalidad destina para la compra de la pintura los fondos con los que, por ejemplo, se adquirirían en estos meses el cloro o el gas para mantener y climatizar el agua” explicó la directora de Deportes Karina Bonetto.

“Queremos que cuando los niños, jóvenes y adultos puedan volver a las actividades en el natatorio lo encuentren en las mejores condiciones, por eso entre los que estamos vamos rotando los horarios y rasqueteando primero para luego pintar toda la pileta” sostuvo la funcionaria.