Hace poco menos de una semana, el Club Sportivo Ferrocarril volvió a los entrenamientos de básquet con jugadores mayores de 12 años, quienes deben respetar ciertos parámetros para poder asistir y ejercitarse en las prácticas. Lucas Lima, integrante del club, habló sobre el procedimiento de los trabajos con pelota y cuáles son las nuevas reglas que respetar.

“Durante los primero 45 días de la pandemia el club estuvo completamente parado porque así también lo exigía el municipio, y luego cuando se fue liberando un poco aprovechamos en refaccionar las instalaciones, ya sea con el piso, relojes de 24´, paredes. Después como vimos que en Viedma arrancaron a entrenar e hicimos un protocolo que presentamos en el Municipio y en la Asociación de Río Negro de Básquet para que lo puedan aprobar”, comenzó hablando Lucas.

Con respecto a la nueva modalidad de entrenamiento, el jugador de la primera dijo que en si no es básquet puro, que lamentablemente como no debe haber contacto entre jugadores partidos mismos no se pueden realizar y deben turnarse para poder tirar al aro. “La cancha está dividida en cinco estaciones con una distancia de dos metros, donde los jugadores pueden realizar los trabajos que le respecta a cada sector”, agregó.

Las categorías que están asistiendo a los entrenamientos son la U13, U15, U17 y 1era, durando un total de 45 minutos cada práctica, y con un intervalo de 15 minutos para que los profesores puedan desinfectar los elementos usados para el próximo turno.

“Con el transcurrir de los días esperamos a volver al número inicial de asistencia en los entrenamientos, porque es normal que debido a la pandemia algunos chicos hayan dejado de entrenar. Creo que, si San Antonio sigue sin casos, los padres van a volver a tener la confianza de mandar a sus nenes al club y así volver de a poco a la normalidad” señaló Lima.

Para finalizar, Lucas hizo referencia a aquellos jugadores que pasaron por Ferro y que emigraron a equipos de otras provincias y que por causa de la pandemia están ahora en San Antonio y necesitan entrenar. “Hablamos con la mayoría de ellos y les dijimos que no se puede entregar la llave del club y realizar entrenamientos por sí solos, porque eso llevaría a la desorganización. No se les va a cerrar las puertas a los chicos, pero en caso de querer entrenar lo tendrán que hacer como está estipulado, con profesores a cargo, distanciamiento y llevar los artículos de higiene personal como toallas, alcohol en gel, agua, etc”.