El club de San Antonio Oeste está pasando por uno de los momentos más complicados, y es cierto que por ser uno de los clubes que más asistencias tiene en competencias federadas, necesita una gran cantidad de fondos para poder asistir a los respectivos compromisos, motivo por la que ahora la crisis, golpea al equipo “Azurro”.

Hay que resaltar que más de 300 chicos son los que asisten al club, ya sea en los deportes de básquet, hockey, fútbol, etc., y es el caso principal que preocupa a la dirigencia, jugadores y padres de dicho club, de quedarse sin la actividad que aman hacer.

El gasto del transporte cuando hay que viajar, el pago de los árbitros cuando se juega de local y otros motivos, son algunas de las características por las que el club debe afrontar cada fin de semana. Luego de esos gastos vienen los de mantenimiento, que no son pocos, y por los que cuesta pagar cada vez más.

Es una situación que hoy en día muchos clubes de la Argentina lo están pasando, o lo han pasado y por ello tuvieron que dejar de presentarse en las competencias y es a lo que hoy en día, Sportivo Ferrocarril, no quiere pensar en que esa sea una posibilidad.